¡Comparte este post!

En este post te explicábamos el porqué tu empresa debía contar con una agencia de comunicación, y en este otro cuáles son las excusas más comunes con las que nos encontramos las agencias de marketing y comunicación para no contratar unos servicios de redes sociales.

Pues bien, profundizando en el tema de la excusas, nos encontramos con una muy común y es que el cliente nos diga que las redes sociales de su empresa ya se las lleva su sobrino, su hermano o su vecino el del quinto. La cuestión es que estas personas no se han formado para llevar la comunicación corporativa de una empresa, ni conocen las herramientas o los recursos disponibles para potenciar las redes sociales y con ello el marketing digital de la organización.

Para que te hagas más o menos una idea, tú como empresario y responsable de que todo en tu empresa funcione correctamente, ¿Serías capaz de contratar a alguien que se encargará de la contabilidad de la misma sin que supiera lo que es un balance? o ¿Dejarías que el responsable de exportación no supiera idiomas?

Lo más seguro es que a estas preguntas contestes con un no rotundo, así que por este principal motivo no deberías dejar que cualquier persona gestionara las redes sociales de tu empresa. Aún así, si con este suficiente motivo no te hemos convencido te damos muchos más.

Motivos por los que no dejar que tu primo gestione las redes sociales de tu empresa

Las redes sociales no son sólo son una herramienta para conseguir vender más, sino que son recursos necesarios para potenciar la imagen de la marca en los usuarios, crear notoriedad de marca en la red y servir como vía de comunicación con tus clientes.

Teniendo pues un papel tan importante, os dejamos con algunos motivos por los cuales no deberías dejar que cualquiera las gestionase:

  1. Una persona que no haya estudiado marketing o periodismo no va a saber cómo generar contenido interesante para su público objetivo. Sí, puede hablar de cosas que le llamen la atención al cliente, pero no conseguirá persuadirlas y fidelizarlas de tal manera que cree una comunidad social entorno a la marca.
  2. Un profesional del marketing y la comunicación se basa en una estrategia muy bien planificada y elaborada en conjunto con la dirección para fijar unos objetivos en cierto plazo. ¡No se toman las decisiones de qué hacer el domingo comiendo una paella!
  3. Un profesional, utiliza herramientas que le faciliten sus tareas, que le permita monitorizar las palabras clave o la competencia y se beneficia de otras para medir y analizar los resultados que se están obteniendo. ¡Lo más seguro es que tu vecino del quinto piense que Hootsuite es una nueva marca de ropa!
  4. Cuando se opta por tener a un conocido o profesional de otra área de negocio gestionando las redes sociales de una empresa, en la gran mayoría de los casos no se está en las redes sociales adecuadas. Lo más común es que tu amigo te abra una página de Facebook (Si sabe) a saber de qué manera, pero a lo mejor tu empresa no necesita estar en Facebook porque tu público objetivo no está ahí. O a lo mejor, necesitas estar en varias redes porque tu target se encuentra en todas ellas. ¿Cómo va a gestionarlas bien, si no sabe ni dónde está?
  5. ¿Con cuánta creatividad cuenta tu cuñado para llevar las redes sociales? En la vida o eres o no eres creativo, pero si las fuerzas flaquean o no está inspirado un día, el profesional que gestiona redes sociales sabe dónde acudir para que su creatividad emane por sus venas.
  6. Háblale a tu hermano del SEO, si no se te queda con una cara de chino, puede que te sepa llevar algo el marketing digital de tu empresa. Los community managers, deben tener unas nociones básicas de SEO para que a la hora de generar contenido el buscador sepa que está ahí. Y ya sabes que si Google sabe que existes, existirás para el mundo.
  7. Por último, si quieres que el resto del mundo vea a tu empresa de manera profesional, con credibilidad y competente, deja que sea un experto en redes sociales quien se lo enseñe al mundo y deja a tus colegas para las barbacoas del domingo.

¡Comparte este post!