¡Comparte este post!

Si tienes una web sabrás que o apareces bien posicionado en los buscadores o no hay nada que hacer. Y es que Internet es un mar de páginas webs por las que los usuarios pueden navegar horas y horas, de ahí la importancia de aparecer en los primeros resultados de las búsquedas.

Seguro que no te hemos desvelado nada nuevo de momento y, estamos seguros de que sabiendo todo esto, estarás trabajando ya tu estrategia SEO, ¿verdad? Pero lo cierto es que puede que estés cometiendo errores SEO que, sin saberlo, puedan estar haciendo que tu trabajo no tenga los resultados que esperas.

Los errores SEO más importantes

Pues sí, es posible que cometas ciertos errores SEO que en vez de sumar, están restando probabilidades a que tu web esté bien posicionada. ¡Ah! ¿Quieres saber qué errores son los más comunes? ¡Vamos a ello!

Contenido duplicado

El contenido duplicado es, sin lugar a dudas, uno de los errores SEO más importantes que puedes estar cometiendo. Cada vez son más usuarios los que son conscientes de que Google no deja pasar ni una a aquellos que se dedican a copiar contenido de otras páginas webs pero, si tú todavía no eres uno de ellos, toma nota.

El contenido duplicado de una página web, tarde o temprano es detectado por las arañas de Google, haciendo que tu página directamente quede afectada negativamente. Frente a la duda, Google es claro: la página web que indexó antes su contenido es considerada como la original y, el resto, son copias.

Hace un tiempo Google no era tan estricto, ya que permitía que con pequeñas modificaciones, el contenido fuera identificado como nuevo. A medida que su algoritmo se ha ido mejorando, el buscador ha ido afinando más en la búsqueda de contenido duplicado, por lo que ahora unas ligeras modificaciones no harán pasar a tu contenido como nuevo a los ojos de Google.

Así que ya sabes, toca armarte de imaginación y creatividad para hacer unos copys originales que, por una parte capten la atención de tu público objetivo y que, por otro, sean considerados como adecuados por Google.

La canibalización de keywords

Sí, lo sabemos, suena un poco raro pero en muchas ocasiones, sin darnos cuenta, estamos cometiendo una verdadera canibalización en nuestras páginas web. Para que entiendas mejor a qué nos referimos, vamos a poner un ejemplo.

Imagina que en Nuntium queremos posicionar la palabra marketing online y, para ello, empezamos a crear una gran cantidad de páginas diferentes: marketing online valencia, marketing online para pymes, marketing online empresas…. de tal manera que cada una de estas páginas tiene una URL propia y un contenido propio. El resultado: Google no sabe qué URL es la predominante para indexar, por lo que acaba considerando a todas las URLs sin importancia y relevancia y no las posiciona.

Para paliar este problema lo ideal es que trabajes un sistema de jerarquización de URLs en tu página web. Crear un URL genérica y, de ésta, que vayan saliendo por categorías. Si seguimos con el ejemplo anterior, para que Google considere las URLs como óptimas tendría que tener la siguiente estructura: www.nuntiumcomunicacion.com/marketingonline y, de ésta, que salieran las categorías, por ejemplo, www.nuntiumcomunicacion.com/marketingonline/marketingonline-pymes. Con esto Google entenderá que la URL www.nuntiumcomunicacion.com/marketingonline es la predominante y la de más importancia e indexará ésta.

Para ello hay que hacer un buen estudio de cómo quieres posicionarte y escoger muy bien las temáticas de tu web para que éstas no lleven a confusión.

Comprar enlaces

La compra de enlaces que apunten a tu site es otro de los clásicos en empresas que quieren mejorar su SEO rápidamente. No está de más que digamos que es una práctica errónea que en vez de beneficiarte te perjudicará totalmente.

Estos enlaces en muchas ocasiones suelen estar incluidos en sitios de mala reputación que pueden favorecer a tu SEO a corto plazo pero que, a largo plazo, Google acabará penalizando. Así que lo ideal es dejarse de este tipo de acciones e ir posicionando la web poco a poco y consiguiendo enlaces de calidad.

Tener enlaces rotos

Hay que tener mucho cuidado con tener enlaces rotos que dan errores 404. Además de afectar negativamente al posicionamiento, pueden generar una mala experiencia en el usuario. Piensa que si éste entra en tu web y el enlace está roto la cerrará automáticamente, haciendo que el porcentaje de rebote crezca, por no hablar de la mala imagen que se genera, haciendo que tenga un mal recuerdo de la marca.

Si quieres saber si tienes enlaces rotos en tu web puedes hacerlo mediante el Webmaster de Google. Entrando en él tienes que seleccionar rastreo y, después, errores en el rastreo.

Tiempo de carga de la web

El tiempo de carga influye tanto en el SEO como en la percepción que tienen los usuarios del sitio. Piensa que cuando una web tarda mucho en cargar al final acabas por cerrarla (sí, seguro que tú también lo has hecho), así que, ¿por qué no van a hacer los usuarios lo mismo que tu web?

Lo primero es medir la velocidad de carga, que puedes hacerlo con la herramienta PageSpeed de Google (estos chicos tienen herramientas para todo, ¿verdad?). Una vez que tengas claro cuánto tiempo tarda en cargar la web tendrás que ver cómo solucionar el problema. Bien puede ser problema del hosting o bien que tengas muchos plugins… Sea como sea, este es un problema prioritario que tienes que solventar cuanto antes.

No tener etiquetas H1, H2, …

De primero de manual de SEO es tener una buena estructura interna en los contenido de la web. Seguro que redactando un post siempre pones un título y algún que otro subtítulo, ¿verdad? Pues en el contenido de la web igual.

Asegúrate que en tu web hayan H1, H2 e, incluso, algún H3 si se da el caso. Piensa que sólo puede haber un H1 por página, así que tendrá que ser lo más relevante, ya que esto lo leerá antes Google.

No optimizar las imágenes

Las imágenes web también ayudan a posicionar y desde luego, lo hacen mucho más de lo que tú crees. Así que, para que se posicione correctamente éstas deben estar bien optimizadas y etiquetadas.

Empezaremos hablando del Alt, ese campo tan olvidado que no siempre completamos. Los alt aparecen cuando subes una imagen a la página web y es una etiqueta que ayuda a que los motores de búsqueda obtengan información sobre dicha imagen.

Otro aspecto importante en las imágenes es que deben estar optimizadas. Esto es, que deben pesar lo menos posible para que su subida no afecte a la velocidad de carga. Existen gran multitud de herramientas que ayudan a optimizar las imágenes. Una de ellas es compressor, una herramienta online sencilla y gratuita.

Por último no debes olvidar ver si tu web es responsive o no, ya que esto es requisito indispensable hoy en día para poder posicionar correctamente una web.

Estos son algunos de los errores SEO más importantes que puedes encontrar en tu web. Ya sabes, empieza a revisar uno por uno tus puntos y consigue eliminar aquellos errores que no te dejan seguir escalando posiciones en los buscadores.


¡Comparte este post!