¡Comparte este post!

Cuando nos ponemos a trabajar en analítica web con Google Analytics una de las variables que tenemos que tener muy claro es la del porcentaje de rebote. Entendiendo en qué afecta a la web y por qué es importante en SEO, podremos comprender mejor el comportamiento del usuario en su navegación y obtener un mejor posicionamiento en los resultados de búsqueda.

¿Intuyes por donde van los tiros? Presta atención y aprende por qué es importante obtener un porcentaje de rebote positivo en las estadísticas de Google Analytics y cómo mejorarlo.

El SEO y el porcentaje de rebote

Hay que tener en cuenta que el SEO, el Search Engine Optimization, es un mundo muy complejo en el que constantemente hay que mantenerse al día respecto a los cambios de algoritmo de Google.

A día de hoy Google prioriza por encima de todo la experiencia del usuario en su navegación.

Lo que hace unos años Google valoraba muchísimo de nuestra web para otorgarle mayor autoridad, ahora ya no tanto.

Para que nos entiendas, antes se le daba mucha más importancia a las palabras clave. Ahora, más que nada, hay que dejar claro que el contenido es el rey. Por tanto, cuanto más adaptemos el contenido a las expectativas que tiene el usuario en su búsqueda, solucionando sus inquietudes y ajustándonos a sus intereses, mejor calificación nos dará Google. De modo que de nada sirve hablar ya como si nos dirigiéramos a un robot.

A todo esto, te preguntarás, ¿qué tiene que ver todo esto con el porcentaje de rebote? Pues bien, no empecemos la casa por el tejado.

El porcentaje de rebote: qué es y cómo interpretarlo

El porcentaje de rebote es la métrica que mide el engagement del usuario al visitar una página web. Concretamente, se encarga de medir la proporción de usuarios que visitan la página web y la abandonan sin visitar ninguna página más de la misma.  

Según explica el propio Google, el porcentaje de rebote cuenta cuándo se realiza una sesión de una sola página.

Cómo interpretar el porcentaje de rebote

Como verás, esta métrica puede tener varias lecturas.

Y es que un porcentaje de rebote alto no tiene por qué ser negativo si el propósito del usuario se ha cumplido sin hacer ninguna otra interacción. En cambio, sí es negativo cuando el usuario no ha visto satisfechas sus expectativas al entrar al site.

Esto quiere decir que nos puede llegar una visita que, una vez ha leído todo lo que le interesaba en la página, abandona sin clicar en ninguna página más. Este hecho Google lo interpreta como carencia de interacción por parte del usuario con la página. Y es muy común en las entradas de los blogs. Diferente es cuando sube el porcentaje de rebote en la página de inicio de la web, donde lo normal es que redireccione a muchas más, o en el catálogo de una tienda online. En estos casos sí nos debemos poner las pilas porque Analytics nos estará indicando una mala experiencia del usuario o que algo falla.

Al final lo que más nos debe interesar es que los usuarios pasen más tiempo en el sitio.

Cómo mejorar el porcentaje de rebote

¡Sí! El porcentaje de rebote se puede mejorar.

Hay dos razones por las que éste puede dispararse:

  • Que la página no disponga de enlaces internos.
  • Que el diseño y la usabilidad del sitio perjudique la navegación del usuario y, por tanto, su experiencia no sea nada amigable.

Si haces bien esto, entonces la clave está en cómo configuramos en Analytics el seguimiento de eventos para decirle cómo nos tiene que contar una visita con interacción.

Por ejemplo, podemos indicar a Google que nos realice un seguimiento de eventos con la reproducción de eventos, de manera que cada vez que una visita reproduzca un vídeo ello se cuente como una interacción, bajando el porcentaje de rebote y repercutiendo positivamente en el tiempo del sitio.

Formas de modificar la interpretación del porcentaje de rebote en Google Analytics

Recuerda que no podemos sacar conclusiones precipitadas al interpretar la causa de un porcentaje de rebote alto.

En el caso de que trabajemos una estrategia de marketing de contenidos, uno de nuestros cometidos es la captación de visitas por tráfico orgánico posicionando artículos con determinadas palabras clave. En este caso, nuestro objetivo se cumplirá cuando el usuario lea dicho artículo, por lo que no tendrá por qué hacer clic en otra url.

Así pues, si queremos saber que el contenido que ofrecemos es relevante para el usuario (y nos puede contar positivamente en SEO), ¿cómo lo hacemos?

Presta atención a los siguientes 2 métodos.

Mejorar el porcentaje de rebote por el tiempo en el sitio

Para que esta métrica no cuente a partir de un determinado tiempo en el sitio por cada visita debes añadir un código antes del cierre del script de seguimiento de Google Analytics.

Concretamente, este es el código de seguimiento que deberías insertar:

setTimeout(“ga(‘send’,’event’,’Nombre del evento’,’Tiempo superior a 2 minutos en la página’)”,120000);

De esta manera, dejarán de contar como rebote todas aquellas visitas que superen un tiempo de 2 minutos (120000 milisegundos). Si quieres que sean más, cambia esta cifra.

Mejorar el porcentaje de rebote por lectura del contenido

Por otra parte, si te interesa más comprobar que el usuario ha leído todo el contenido (que es más conveniente en el caso de que tengas artículos largos), debes introducir un código de evento en la parte de la página donde quieres que lleguen los usuarios.

Este es el código que debes insertar en este caso:

<script> ga(‘send’, ‘event’, ‘sin rebote’, ‘final de post’, ‘Post del blog’); </script>

Así te asegurarás de contabilizar quienes han llegado al final del post.

Esto es todo, ¿te hemos ayudado con el porcentaje de rebote? ¡Esperemos que sí!


¡Comparte este post!