¡Comparte este post!

La imagen corporativa es la manera en la que tu empresa se presenta al mundo. Tan importante es mantenerla construyéndola día a día como saber en qué momento necesita una mejora o, mejor dicho, un lavado de cara. ¿Sabrías identificar esas señales para lograr la imagen corporativa que necesita el mercado hoy en día?

En muchas ocasiones se ha hablado de la imagen de marca vinculándola a esos elementos visuales que definen la identidad corporativa, como el logo, el eslogan, la tipografía, los colores empleados, etc. Pero sabemos que la imagen corporativa va mucho más allá, ya que se trata de una personalización que incumbe a los valores y a la filosofía de la propia empresa, tanto a nivel interno como externo.

Tips para saber que tu empresa necesita mejorar su imagen corporativa

La imagen corporativa que proyectan las empresas mediante el branding es el resultado de todo un conjunto de acciones de comunicación con elementos visuales.

Detectar que nos estamos desconectando de alguna manera con el público objetivo es clave para la supervivencia de la empresa.  A pesar de que puede haber múltiples factores que desencadenan esta situación, estas son las señales que deberían ponerte alerta:

  • Estética desfasada: Esto ocurre siempre y es muy común. Lo que algo parece moderno cuando elaboramos nuestro manual de identidad corporativa deja de serlo cuando los demás se actualizan. El problema es que entonces la imagen corporativa pierde relevancia.
  • Cuando el código visual y de comunicación no se adapta al lenguaje del consumidor. Tenemos un packaging erróneo o hay problemas para dialogar y conectar con el mercado. Esto se puede reflejar directamente en la caída de ventas.
  • No conseguir atraer a los consumidores de mayor poder adquisitivo. Cuando hay un cambio de posicionamiento encontramos un segmento de nuestro público objetivo que deja de sentirse atraído por la marca. Algo no encaja con la imagen que transmitimos a este sector.
  • Las frecuencias de compra o las unidades que consumen los clientes disminuyen. Esta es una señal inequívoca que debe alertarnos y con la que debemos actuar a tiempo.
  • Cambios en el comportamiento de la competencia y tendencias que se alejan en los hábitos y estrategias de comunicación de la marca. ¡Mucho cuidado!

En estos casos debemos acudir a la acción con lo que se conoce como restyling para refrescar a la marca mediante cambios más ambiciosos y no tan evidentes.

Cómo mejorar la imagen corporativa: Los consejos más básicos

A continuación te indicamos algunos consejos básicos para rediseñar la imagen de la empresa:

  • Redefinir lo que tu público objetivo quiere percibir de tu empresa: Para ello es conveniente volver a realizar un estudio de mercado analizando muy bien a tu audiencia.
  • Evaluar con las correctas KPIs dónde han estado los fallos en tu embudo de conversión. Coste por lead, ROI, CTR, son claves para medir rápidamente el éxito o fracaso de una campaña. ¿Consideras que esto no está relacionado con tu imagen corporativa? Aunque no lo creas, todo influye.
  • Centrarse en la filosofía de la empresa: Recuerda de dónde partes para conseguir que la imagen corporativa represente fielmente esa parte intangible que tanto valor puede aportarte.
  • Redefine los usos de tus aplicaciones online: Actualiza el perfil corporativo de tus redes sociales, página web, landing pages, infografía, ebooks y el estilo de tu email marketing.
  • Optimiza la consistencia de tus mensajes: Siempre y cuando mantengas la coherencia en todas tus comunicaciones, es importante trabajar en el desarrollo de una imagen sólida y uniforme.

¿Ya tienes claro qué camino tomar para mejorar tu imagen corporativa? ¡En Nuntium Comunicación podemos ayudarte!


¡Comparte este post!