Hacer una campaña de email sigue siendo una buena estrategia de marketing para captar clientes y aumentar las ventas, aunque hoy en día la saturación publicitaria por vía online parece complicar nuestro objetivo. ¿Cómo tener éxito en una campaña de email?

Todas las grandes estrategias de email marketing comenzaron cuestionándose las mismas preguntas que te animaron a leer este post. Todas ellas se dieron cuenta inmediatamente del principal motivo para lazanzarse a hacer email marketing: conseguir un nuevo cliente puede costar cuatro veces más que mantener uno que ya tienes. Una estrategia de fidelización en toda regla que mantiene el engagement con los clientes.

El problema es que son muchas las marcas que han explotado esta vía para vender empleando estrategias viciadas y cometiendo grandes errores. Si no quieres que te pase e ignoren tu mensaje, antes de desarrollar tu campaña de email, párate a pensar en cómo puedes sacarle más partido.

Guía para comenzar una campaña de email efectiva

Lo importante es comenzar y tener en cuenta aspectos claves que harán que tu campaña de email triunfe.

Listado de suscriptores

Lo primero antes de realizar el envío de un email es tener a quién enviarlo, es decir, disponer de una buena lista de suscriptores. Nuestro consejo es que realices la lista tú poco a poco. Bien con clientes que ya te han comprado o bien realizando acciones determinadas que te ayuden a incrementar dicha lista. Un buen ejemplo de ello sería realizar algún artículo descargable, subir a tu página web e insertar un cuadro de suscripción por lo que, para acceder al contenido el usuario tenga que dejar sus datos. Intenta tener los datos más relevantes para tu negocio. Lo mínimo: nombre y apellidos, correo electrónico, teléfono y parámetros que te sirvan para una posterior segmentación o campaña.

Segmentación de la base de datos

Segmentar se ha convertido en una obligación para hacer que tus emails sean realmente efectivos. Evidentemente no puedes meter a todos tus suscriptores en el mismo saco, ¿verdad? Algunos ya te han comprado y otros únicamente te han dado su email para obtener ese algo Gratis que utilizabas como gancho. Estudia las fases de ciclo de compra por las que pasa tu cliente tipo y segmenta a tu base de datos en base a la fase en la que se encuentran. O, por ejemplo, segmenta a los usuarios en base a su edad y sexo, ya que igual te interesa enviar un email a mujeres de 30 a 50 ya que tu servicio encaja en ese target. Piensa la segmentación que necesitas para impactar correctamente a tu público objetivo y trabaja la base de datos en base a ella haciendo listas para los envíos posteriores.

Planea bien el copy del asunto y del mensaje

¿Tienes claro qué quieres transmitir en el envío de tu mailing? Piensa un título atractivo, ya que en él recae gran parte del éxito y, por supuesto, deja el nombre de la empresa bien visible para generar confianza.

Ahora tienes que entrar en detalle y realizar todo el mailing: copy, distribución, gráfica… todo lo necesario para transmitir un mensaje claro, conciso y con gancho que impacte bien en tus suscriptores.

Debes ser lo más creativo posible, siempre y cuando lo que transmitas se ajuste a los gustos e intereses de tus potenciales clientes.

Insertar elementos que sorprendan y resulten atractivos incrementará la curiosidad por leer el contenido. Una idea genial para aumentar las tasas de participación y reducir las de rebote.

Como hemos indicado, debes invertir mucho tiempo en la línea del asunto, así como en la llamada a la acción para conseguir las conversiones deseadas.

Consigue mejores resultados en tu campaña de email

Una buena forma de conseguir más suscriptores para aumentar tu lista es que trabajes tu audiencia promocionando tus campañas de email en redes sociales y en el blog de tu empresa. Así podrás anunciar tu oferta o novedad y dirigir a los interesados al formulario de suscripción

La importancia de testear el resultado

Comprueba que el contenido y la previsualización del email se ven como tú quieres que se vean,  en todos los dispositivos y los diferentes formatos.

Actualmente, el 54% de los correos electrónicos se abren a través de dispositivos móviles. Así que no podemos olvidarnos del formato mobile y no quedarnos solo en el diseño adaptado, sino en todos los elementos que rodean a una buena experiencia de navegación móvil.

Por último, comprueba los resultados que te está dando tu campaña de email con las estadísticas que te aporten tu programa y utiliza los tests A/B para seguir mejorando tu campaña.

¿Te ha sido útil?