Hay muchas aplicaciones para descargar vídeos de redes sociales como Facebook, Instagram o LinkedIn, así como para la descarga de vídeos de YouTube. ¡Y también algunos trucos! Conócelos y aprende cómo hacerlo de la manera correcta.

A la hora de obtener información (y de prepararla) uno de los formatos que más se consume es el vídeo, no solo en YouTube, sino también insertado en multitud de plataformas, como en las redes sociales. Hay que reconocerlo, es el contenido que más impacta y más se consume en la actualidad.

Aunque lo mejor para proceder a una correcta divulgación del contenido es compartir el enlace del vídeo, a veces es necesario descargarlo y citar apropiadamente la fuente. Por ejemplo, si queremos usar diferentes vídeos en una sola presentación de Power Point para preparar una clase. Necesitaremos descargar los videos de una forma sencilla, rápida y de manera que podamos hacerlo desde diferentes tipos de canales a la vez.

Descargar vídeos de redes sociales desde el PC

La herramienta Jdownloader nos permite una descarga muy sencilla desde cualquier tipo de plataforma y sistema operativo.

De igual modo, el clásico aTube Catcher, además de descargar los vídeos de YouTube o redes sociales, permite elegir el perfil de salida, convertir el formato del vídeo o capturar solo el audio.

Pero, ¡aún hay más posibilidades! Sigue leyendo.

El truco de las SS para descargar vídeos de YouTube

Una forma simple y rápida de descargar un vídeo es colocar delante de “YouTube”, en la url del vídeo, dos eses (ss), sin los paréntesis. Esto nos llevará directamente a una página de descarga.

Por ejemplo, si tenemos esta dirección https://www.youtube.com/watch?v=KazcoI3igFU, tan solo tienes que poner en la barra de direcciones https://www.ssyoutube.com/watch?v=KazcoI3igFU y accederás directamente a la página de descargas de vídeos online Savefrom.

 

Ahora bien, la descarga gratuita de vídeos de alta calidad no está disponible, tan solo para los usuarios de pago.

Esta herramienta también está disponible para descargar vídeos desde Instagram, Tik Tok u otras plataformas.

Para descargar vídeos en Facebook

Una herramienta sencilla y muy dinámica es Fbdown.net que, como ventaja, puedes seleccionar la calidad o el formato del archivo.

Además de apps, como la que hemos comentado, puedes hacerlo de forma manual cambiando a la versión móvil de la red social. Para ello, tienes que clicar sobre la fecha o la hora de publicación que aparece en el post del vídeo y, de esta forma, abrir la publicación original.

Una vez hecho esto, solo tendrás que cambiar la url en la barra de direcciones, para sustituir las “www” por una “m”.  De este modo, nos permitirá la opción de descargar el vídeo pulsando sobre el mismo.

Para descargar vídeos en Twitter

Te recomendamos la herramienta Twdown.net, la homónima a la que hemos mencionado para Facebook. Para hacerlo, tan solo tienes que simular que vas a compartir el vídeo que quieres descargarte en Twitter, para que puedas copiar el enlace. ¡Y ya podrás descargarlo en esta herramienta!

Otra opción es Savedeo, una herramienta muy eficaz para muchas más plataformas además de para Twitter. Si lo que te interesa es acceder a una descarga rápida desde el mismo Twitter, puedes hacer algo muy similar a lo que te indicamos con YouTube o Facebook. En este caso, en vez de añadir “ss”, lo harás con “qq” delante del término Twitter en la URL.

 

Descargar vídeos de redes sociales desde el móvil

Las herramientas que hemos mencionado, Savefrom, Twdown o Fbdown también son aptas para móvil. No obstante, hay más opciones que debes tener en cuenta.

Videoder, disponible para Android

Con esta app puedes descargar vídeos y fotos de Facebook, Instagram, Vimeo, Vine, YouTube, etc. Tendrás que descargarlo desde su web, pero es interesante por la posibilidad de descargar el vídeo a 4K o elegir la calidad del vídeo. Además, también está disponible para Windows.

La forma más rápida de descargar un vídeo desde el móvil

Por cierto, desde el móvil hay algo aún más sencillo y rápido que podemos hacer para descargar un vídeo desde cualquier tipo de plataforma y sin gastar datos. ¡Graba la pantalla!

Sí, sabemos que es una forma un tanto “chapucera”, pero funciona y, ante casos de emergencia, es eficaz. Para Android hay herramientas como iRecorder o Mobizen, mientras que, para iOS, puedes hacerlo directamente desde el control de ajustes. Eso sí, en este último caso tendrás que hacer una pequeña edición y cortar las partes en las que se evidencia la grabación de pantalla.

¡Ahora ya sabes cómo hacerlo!