Hoy en día es difícil imaginar una web que reciba más visitas procedentes de ordenador que de dispositivos móviles. Es por ello que tener un diseño web responsive es fundamental para que la web se visualice correctamente en todo tipo de pantallas y dispositivos. Te explicamos todos los elementos que intervienen en este proceso.

Una buena web transmite confianza y buena imagen, lo que es algo necesario para cualquier negocio que quiera obtener un reconocimiento positivo por parte de sus potenciales clientes. Si un usuario accede a la página web desde el móvil y ve textos pegados a los laterales de las pantallas, imágenes cortadas, tipografías demasiado grandes, etc., lo lógico es pensar en un abandono del site inminente. Esto es, precisamente, lo que hay que evitar.

¿Cómo generar una buena experiencia de navegación mediante el diseño web responsive? ¡Esto te interesa!

¿Qué es un diseño web responsive?

Un sistema responsive es capaz de que todos los elementos de la web se adapten eficazmente a dispositivos de todo tipo, es decir, que la página web tenga la capacidad de adaptarse o de responder a distintos tamaños de pantalla, orientaciones y tipos de dispositivos para mejorar la experiencia de usuario.

¿Por qué considerar el Responsive Design?

Actualmente en torno al 70% del tráfico de Internet proviene de móviles.

El diseño responsive no solo te ayudará a mejorar la experiencia de usuario (usabilidad), sino que también es imprescindible para: 

  • Evitar penalizaciones de Google: sus algoritmos pueden detectar sitios web que no ofrecen buena experiencia desde móviles.
  • Fomentar conversiones y leads gracias a una navegación agradable.

Además, hay múltiples tamaños de pantallas debido a la gran variedad de dispositivos móviles, tablets y ordenadores portátiles o de sobremesa. Por tanto, para evitar que esta “adaptación” se convierta en una tarea infinita, debemos conocer las mejores soluciones para desarrollar una buena web responsive.

Medidas Web Responsive

Elementos a considerar para diseñar un sitio web responsive

Estos son los elementos que debes tener en cuenta a la hora de diseñar un sitio web responsive o adaptar una web a todos los dispositivos:

  • Las tipografías: deben ser legibles pero, lo más importante es que tengan un tamaño de letra distinto en función del tamaño de la pantalla.
  • Los elementos multimedia: imágenes, vídeos y todo tipo de gráficos, deben tener una proporción lógica con el dispositivo en el que se muestren.
  • La estructura visual de la web: las filas, columnas, sliders, etc.
  • Los elementos de interacción, es decir los botones de CTA, listados, menús, formularios, etc.
  • La orientación horizontal o vertical; la web se debe visualizar correctamente en ambas, aunque el formato vertical es el predominante.
  • Los tiempos de carga: un factor que depende en gran parte del alojamiento web que tengamos. 
  • Los efectos: Algunos efectos visuales pueden no visualizarse bien en algún dispositivo, por lo que estaremos corriendo un riesgo necesario. Un ejemplo es el denominado efecto ‘hover’ al pasar el cursor por algunos elementos.

¿Cómo hacer un diseño web responsive?

Hay muchas formas de hacerlo; de hecho el proceso podría volverse demasiado complejo si, por ejemplo, queremos diseñar un ecommerce y no contamos un desarrollador web profesional.

Una vez aclarado esto, te contamos las distintas formas y pasos a seguir para que tu sitio web sea apto para cualquier tipo de dispositivo.

  • Mobile first

Un consejo de algunos expertos es comenzar a desarrollar la web para usuarios móviles, ya que el proceso de adaptación puede ser más fácil de este modo. Así que, diseña para pantallas pequeñas primero y, después, realiza las mejoras necesarias para pantallas más grandes.

  • Elige un tema responsive para tu diseño web

Si tu CMS es WordPress tienes a tu disposición muchas facilidades para diseñar una web responsive: hay temas gratuitos y otros de pago. 

Esta elección hará que el diseño responsive sea automático, aunque nunca estará de más comprobarlo y hacer las optimizaciones que consideres convenientes. GeneratePress, Ocean WP, Avada o Pingdom son algunos ejemplos.

  • Usa un plugin CMS para la conversión

Si vas a convertir tu web de escritorio en un diseño responsive puedes hacerlo usando un plugin. Para WordPress, JetPack y WPtouch son las mejores opciones.

Otra alternativa es emplear un convertidor en línea, como Duda Mobile, que podrás utilizar de forma gratuita sin no precisas de sus funcionalidades Premium (por ejemplo, para dominios personalizados).

  • Habilita las páginas móviles aceleradas (AMP)

Esta es la tecnología que permite cargar de forma más rápida los elementos de una página que se muestran en pantalla móvil. Esto hará que mejore el posicionamiento online de tu site en búsquedas de móvil. Puedes servirte de la página de AMP como ayuda.

  • No uses Flash

Esta tecnología puede afectar a tu SEO y, además, si lo que hablamos es de diseño responsive este es incompatible con Flash. Es por esto que muchos desarrolladores webs ya no lo usan.

  • CSS para implementar pequeñas mejoras: Si utilizamos CSS hay que emplear porcentajes para garantizar que el contenido se vea igual al margen del tamaño de la pantalla.

Comprobar si el diseño web es responsive

Si ya has tenido en cuenta todos los pasos y recomendaciones anteriores, entonces debes comprobar que está todo correcto antes de dar por finalizado el proceso adaptativo. 

Puedes hacer la comprobación con las siguientes herramientas:

  • Inspeccionar elementos con Chrome o Firefox
  • Instalar extensión Responsive Web Design Tester
  • Instalar extensión de Chrome Windows Resizer
  • Herramienta Adobe Edge Reflow: una herramienta muy eficaz para comprobar la adaptabilidad de la web

¿Ya sabes cómo adaptar o crear tu web con diseño responsive? ¡Esperamos que sí! Recuerda que puedes consultarnos todas tus dudas o ponerte en contacto con nuestro equipo.