Si estás en este post es porque te estarás preguntando qué es la publicity, pues bien, la publicity, a diferencia de la publicidad (términos que no hay que confundir) es una serie de información generada por la propia empresa y que la difunde un medio de comunicación de manera libre y gratuita, por el contrario, cuando hablamos de publicidad hablamos de una comunicación pagada mediante la contratación de un espacio publicitario, ya sea en Internet, en radio, en televisión, etc.

¿Para qué es la publicity?

Lo que se pretende con la publicity es influenciar al público creando un ambiente que favorezca a la marca, puesto que en un mundo en el que nos rodea tanta publicidad, el usuario diferencia entre lo que es una noticia de lo que es un anuncio, estando mejor valorada y teniendo mayor credibilidad la noticia.

La realidad es que la publicity no tiene como finalidad vender, sino que su finalidad es generar y transmitir al consumidor una imagen de marca corporativa y crear una visión positiva hacia la marca llegando a penetrar y a persuadir a las personas. Si logramos este objetivo, los diferentes usuarios de la marca dejarán ser sólo clientes y además sentirse identificados con la empresa.

Independientemente de que tu negocio sea grande o pequeño, la clave fundamental para atraer la publicity es identificar el mercado de tu marca correctamente y tener una buena campaña de relaciones públicas. ¿Cómo conseguir la atención esperada?

  1. Debes describir qué es tu empresa, es decir, resumir en unas líneas la propuesta de valor de tu empresa, qué diferencia a tu negocio de los demás, qué necesidad cubre que no cubren otras empresas.
  2. Fija los objetivos que quieres conseguir con la publicity. Realiza una lista con los objetivos que quieras cumplir en orden de importancia, siempre tratándose de objetivos realistas, claros y alcanzables.
  3. Un punto importante como siempre en el mundo de marketing es fijar el público objetivo, el público al que quieres llegar. Hombres, mujeres, edad, lugar en el que vive, costumbres, forma de vida, nivel socioeconómico, etc.
  4. Selecciona los medios de comunicación. Haz una lista con todos los sitios web, radio, revistas, periódicos, etc., a los que quieres llegar y que podrían ser el mejor escaparate para tu negocio, después ponte en contacto con ellos y pregunta por la persona con la que debes contactar para este fin y contáctalo directamente.
  5. Estudia bien cada medio. Dependiendo del medio de comunicación al que te dirijas la historia de tu empresa debe estar contada de una manera u otra, por lo que estudia bien cada medio y la forma de discutir con ellos y de acercarte para llamar al máximo posible su atención.
  6. Los siguiente que debes hacer es redactar y enviar tu nota de prensa. La nota de prensa es la redacción de la noticia que vamos a mandar a los medios de comunicación. Sí, has leído bien, vamos a mandar una noticia y esto es muy importante, ya que si nuestra redacción no posee ningún hecho noticioso (novedades del mercado, estudios del sector o algo diferenciador de la competencia) es más que probable que ningún medio de comunicación nos la publique, ya que para hablar de nosotros y de nuestros productos tenemos los anuncios de publicidad. Y es que ni hay que olvidar que los medios informan al público.

En conclusión, como has podido ver, la publicity en sí es gratuita, pero genera gastos previos como las relaciones públicas que hay detrás, como por ejemplo la agencia que gestiona las relaciones con los medios o el coste de las acciones, o la redacción profesional de la misma (hay que conocer cómo enfocar un tema para que a los medios les interese). En definitiva, el secreto para lograr el objetivo marcado se resume en constancia, dinamismo, facilidad para las relaciones, una búsqueda de hechos noticiosos de la propia empresa y un trabajo incesante.