¡Comparte este post!

El marketing de afiliados o marketing de afiliación es una técnica que funciona muy bien para crear colaboraciones de interés a la hora de promocionar ciertos productos o servicios a cambio de una comisión. ¿Cómo funciona y cómo aprovechar al 100% esta técnica para hacer crecer tus ventas?

Qué es el marketing de afiliados

A la hora de fomentar las ventas en Internet, el marketing de afiliados busca uno o varios afiliados para promocionar el producto o servicio de la empresa. A cambio, el afiliado obtiene una comisión por cada venta o acción promocional realizada mediante la difusión del producto en sus canales (redes sociales, blog, canal de YouTube…). Algunos afiliados incluso hacen uso de diferentes formas de publicidad online de pago para promocionar los productos.

La afiliación es muy frecuente en páginas nicho, es decir, en ese tipo de empresas que encuentras en Google cuando quieres comparar unos productos o buscas términos del tipo “qué cámara fotográfica comprar”.

Partes interesadas del marketing de afiliados

En un sistema de marketing de afiliados podemos encontrar más agentes involucrados a parte del vendedor, el anunciante o afiliado y el consumidor. Algunas definiciones incluyen también a la propia red o programa de afiliados, ya que también podemos encontrar sitios webs donde puedes encontrar productos en relación a un tema y promocionarlos. Un ejemplo muy conocido es la página This is Why I’m Broke.

Al mismo tiempo, el afiliado puede ser una persona o formar parte de toda una empresa.

La principal misión del afiliado consiste en atraer a potenciales clientes y convencerlos de la compra del producto, algo que puede hacerse incluso a través de una reseña. Así, cada parte implicada recibe un beneficio, acorde a la respectiva contribución para generar la venta.

Por otra parte, el consumidor puede saber en el momento en que efectúa la compra que lo hace a través de una estrategia de marketing de afiliados o no, ya que depende de la transparencia del afiliado y la propia estrategia empleada.

Ventajas del marketing de afiliados que debes considerar

Puede aplicarse a una gran variedad de estrategias y acciones. Pero, de manera muy genérica, podemos destacar algunas ventajas:

  • El afilado suele ser un gran referente en el sector, una persona influyente con una considerable masa social, de modo que te permite llegar a una gran audiencia.
  • Tu producto se promociona por nuevos espacios publicitarios en los que, como marca, aun no has tenido mucho éxito.
  • Consta de un coste por adquisición justo: No se paga por clics ni impresiones, a diferencia de otros modelos publicitarios solo se paga por el resultado económico obtenido.
  • La diferencia está en el contenido de calidad y en la honestidad del afiliado: Gran parte del éxito reside en la confianza que depositan los usuarios en la recomendación del afiliado, ya que sus valoraciones sobre la experiencia del producto suelen contener un amago de realidad. Es con esa muestra de sinceridad con la que se identifican los consumidores.

Como puntos en contra, es evidente que en este tipo de marketing, dependes totalmente del éxito que tenga el afiliado y el volumen de tráfico que genere. Además, debe hacerse con productos con suficiente margen de rentabilidad. Por estos motivos, hay que escoger muy bien al afiliado, que debe ser relevante para tu público objetivo, así como considerar el tipo de estrategia de promoción empleada.

¿Cómo aplicar el marketing de afiliación?

Hay varias formas de aplicar esta técnica, te recomendamos que prestes atención a las siguientes cuestiones:

Unirte a un programa de afiliados

Estas plataformas actúan como intermediarios entre los anunciantes y afiliados. Pueden ser generales o especializadas en nichos de mercado específicos. La idea es que en estas redes los afiliados eligen qué productos promocionan o qué marcas. De esta forma saben que pueden adaptarse totalmente a tu target.

Algunas de las redes de afiliados más conocidas son Share A Sale, AfiliaPub, Tradedoubler o Click Bank, pero hay muchísimas más.

En algunos casos, no es necesario acudir a las redes de afiliados, ya que también es posible ofrecer en la propia página web un programa de afiliados propio como hace, por ejemplo, El Corte Inglés.

Por ejemplo, si tus productos están también en Amazon, también lo tienes fácil contar con afiliados gracias a su programa Amazon Associates.

Generar un enlace rastreable

Para poder hacer efectiva la comisión, la compra debe haber sido generada a través de un enlace al que debe redirigir el afiliado y que, a su vez, debe facilitar el propio anunciante o empresa. Este enlace permite trackerar las visitas, saber si se realiza la compra y de qué web o canal viene la visita.

Para ello, lo habitual es que cuando alguien haga clic en ese enlace una cookie de afiliado se almacene en su dispositivo.

Acordar un modelo de pago

La transacción objetivo habitualmente es una venta, pero también puede ser un clic o un formulario de datos. Es por ello que conviene tener en cuenta los diferentes modelos de pago que se pueden plantear en el marketing de afiliados:

  • Pago por Venta (PPV): El afiliado recibe una comisión por cada venta que consiga realizar a través de la promoción de sus publicaciones en las que ha dejado el enlace de afiliado. Es el sistema de pago más frecuente.
  • Pago por Lead o registro o pago por acercamiento (PPL): Esto puede ser cada vez que se rellene un formulario o, por ejemplo, se solicite la prueba de un producto.
  • Pago por acción: En función de cuál sea el objetivo final del anunciante, se tienen en cuenta determinadas conversiones. Por ejemplo, en las aseguradoras el afiliado puede cobrar cuando el usuario hace una prueba en el tarificador o comparador de seguros.
  • Pago Por Clic (PPC): Es el modelo de pago menos frecuente en el marketing de afiliados y el de menor coste por comisión.

Una vez considerados estos factores, debes elegir los productos que quieres promocionar, puesto que deben ser de calidad y resultarte lo suficientemente rentables. Y, por supuesto, debes tener en cuenta que la audiencia de tus afiliados debe corresponder a tu público objetivo, de lo contrario no nos compensará en absoluto.

¿Te hemos ayudado?

Lo que está claro es que el marketing de afiliados puede ser una muy buena alternativa para incrementar las ventas o dar a conocer los beneficios de un producto a través de terceros. Anímate o sigue informándote de la mano de los mejores asesores en marketing y comunicación.


¡Comparte este post!