¿Te ha ocurrido más de una vez que has incumplido las políticas de Facebook Ads y no has conseguido solucionarlo? El enfrentamiento entre el administrador de anuncios y tu empeño por vencer lo que te impide confirmar un anuncio es más frecuente de lo que crees. Nos pasa a todos. Y casi siempre la culpa la tienen las políticas de Facebook.  ¿Por qué? Seas un novato o un veterano, te ayudamos a superar tu angustia sobre ellas.

Cada uno de los anuncios que decidimos promocionar para nuestra marca pasa por los filtros de Facebook. El objetivo es que todos ellos deben cumplir con estas políticas. El problema es que a veces no entendemos por qué las incumplen o, con la página de las políticas de publicidad delante, consideramos que no es nuestro caso.

Si no te han dejado lanzar un anuncio por dichas normas, puedes:

  1. Leerte una y otra vez las enormes parrafadas de Facebook (que, no obstante, es una sugerencia más que recomendable). Es fácil de encontrar, tan solo tienes que acudir a la página de políticas de publicidad.
  2. Editar el anuncio para que pueda salir aprobado (si haces la opción A, sino es ir a lo loco).
  3. Solicitar la revisión de los anuncios para descartar que se trata de un error (pasa más de lo que crees).
  4. Leerte nuestro post que, en cualquier caso, seguro que te ayudará.

Políticas de Facebook Ads: Qué son

Las políticas de publicidad de Facebook son las normas y pautas que recoge la plataforma de Facebook a la hora de autorizar el contenido a promocionar por parte de los anunciantes. Estas normas tienen su razón de ser, por mucho que nos causen un dolor de cabeza.

La idea de establecer estos filtros no es otra que la de proteger los derechos de los consumidores y usuarios. Así es como podemos huir de prácticas comerciales poco éticas y no tener que pasar por los tribunales.

De esta forma, Facebook evita  que salga a la luz contenido que la red social considera prohibido o restringido, por ejemplo, que se relacione con productos o servicios ilegales, prácticas engañosas, que se vincule con un contenido sexual inapropiado, con atributos personales que haga referencias discriminatorias, etc. Más adelante veremos cada caso.

Políticas de Facebook Ads: Cuando un anuncio es rechazado

Cuando un anuncio no es aprobado por Facebook por sus políticas de publicidad, la propia notificación que nos salta al instante nos avisa del motivo. Gracias a este aviso, podemos editarlo y, en el caso que consideremos que no infringe las normas, podemos solicitar la revisión manual del anuncio. Si te decantas por la opción de revisión manual, tienes que saber que esta puede tardar 24 horas o más.

Cuando el problema está resuelto, Facebook nos lo volverá a notificar y el anuncio se pondrá en circulación con normalidad. Pero piensa que lo más grave que puede pasarte es que te inhabiliten tu cuenta publicitaria (aunque tengas diferentes fanpages con campañas publicitarias activas). Esta incidencia tendrá solución, ya que podremos contactar con el soporte de Facebook, pero es, cuanto menos, molesto.

 

Problemas más frecuentes en los rechazos de Facebook Ads

Si queremos evitar perder todo este tiempo, más vale que te andes con ojo con los problemas que se repiten con mayor frecuencia:

  • Emplear anuncios con imágenes de stock en las se centre en determinadas partes del cuerpo o la persona salga parcialmente desnuda. Lo tacharán de contenido sexualmente sugerente y “para adultos”. Ha pasado incluso en aquellas imágenes de una sonrisa perfecta, así que, ¡paciencia!
  • Usar imágenes de otras marcas que no pertenezca a la de tus anuncios: Facebook te pondrá en la lista negra incluso si usas todo tipo de trucos para “camuflar” este acto. Para ello, Facebook proporciona una página sobre las normas y recursos de marcas. Desde ahí podremos solicitar permisos cuando nos salga este aviso y la razón esté más que justificada.
  • Imágenes con botones que no funcionan: Por ejemplo, superponer en la imagen del anuncio iconos de Call To Action (CTA), iconos de “añadir al carrito” o el play del reproductor de YouTube (para que el usuario haga clic). Si queremos emplear botones de CTA, es preferible emplear los del propio Facebook, por ejemplo cuando ponemos como objetivo de Tráfico a la web o Alcance y nos da la opción de poner el “ver más/comprar/más información”…

 

  • Anuncios del “antes y después”: Según Facebook es poco apropiado mostrar imágenes del antes y el después porque, de este modo, se puede engañar a los usuarios, provocarles malestar o generar rechazo. Además, generalmente hay que tener cuidado con los anuncios destinados a marcas de cirugía plástica o medicina estética, dietistas o clínicas dentales.
    • Que el contenido pertenezca a los contenidos prohibidos o restringidos de Facebook:
    • Anuncios de subastas
    • Anuncios de préstamos o de otros negocios de controvertidas promesas financieras
    • Anuncios de salud con falsas promesas (resultados engañosos)
    • Contenidos que vulneren derechos de autor o infrinjan derechos de otras marcas comerciales.
    • Entre otros
  • Los mensajes negativos (que pueden transmitir tristeza o un sentimiento negativo), así como aquellos mensajes que parecen incitar demasiado al lector a realizar una acción demasiado concreta, realizando promesas exageradas. Ejemplo: “¿Harto del sobrepeso y que se rían de ti? Adelgaza en 5 días y compra ya este producto…” (Si lo has leído con voz de teletienda, bienvenido al club).
  • Aprovechar las crisis políticas o sociales para comercializar un producto o servicio, ya que puede resultar controvertido. Puedes informarte más sobre el tema en esta página de Facebook for Business.
  • Que la web que enlacemos a las publicaciones no esté bien optimizada. Entre otros aspectos, debe contener información de contacto de la empresa, estar directamente relacionada con el contenido de la publicación (la página de destino debe ser relevante), funcionar correctamente en todos los dispositivos, tener bien los textos legales y evitar los leadpages o clickfunnels como dominios.

Si consideras que tu anuncio cumple con las políticas de Facebook Ads: solicita la revisión o envía un correo a través del canal de soporte para que un asistente pueda contactar contigo y explicarte los motivos del rechazo o lo que puedes hacer.

¿Te ha ocurrido alguna otra situación incumpliendo las políticas publicitarias de Facebook? Comparte tu experiencia con nosotros o pregúntanos tus dudas.